[Francofonía Pop] Vol. I: Pequeña historia del Rock Francés de los 60's: «Les Sixties»


Muchos coinciden en que la historia del rock francés de los sesentas comienza en 1959, con la salida al mercado del EP de Richard Anthony, titulado
Nouvelle Vague (Nueva Ola). En lo personal, considero que finaliza con la publicación del LP de Serge Gainsbourg, Histoire de Melody Nelson (Historia de Melody Nelson), su primer disco conceptual aparecido en 1971. En esos doce años, Francia vivirá una serie de acontecimientos económicos, políticos y sociales que la cambian radicalmente al ritmo de la coyuntura mundial. Intentaremos abarcarlos desde la historia de su música popular para acercar el fenómeno socio-cultural de una generación que empieza remarcando su diferencia con respecto a las anteriores y acaba construyendo barricadas en pleno centro de París.


I. La Nouvelle Vague:

En 1959, aparece el tercer EP de Richard Anthony, cantante francés nacido en Egipto, que contiene cuatro temas, entre ellos el título “Nouvelle Vague”, versión francesa del tema americano “Three cool cats”, que se convierte en la primera declaración pública en Francia de la toma de consciencia de la nueva identidad: la de una generación que se siente distinta de la de sus padres y abuelos, y que quiere ponerlo en evidencia. Esta sensación queda plasmada en el sentimiento de rebeldía que se hará evidente en la música, la moda y la cultura juvenil.
El tema en cuestión, a nuestros ojos y oídos actuales puede no parecernos muy peligroso. Ya lo percibimos en su portada: tres chicos en un descapotable rojo le abren la puerta a tres chicas cogidas de la mano. Y es así, la letra de la canción cuenta cómo tres amigos con ganas de divertirse escogen tres chicas, que (desde luego) escuchan a Elvis, y las llevan a beber y bailar, todo esto bajo el estribillo que canta y repite Nouvelle Vague, Nouvelle Vague, Nouvelle Vague. En otras palabras la Nouvelle Vague, la nueva ola, la nueva generación busca divertirse, disfrutar de la vida y festejar. Por más ingenuo que ahora pueda parecernos esto, significa una verdadera ruptura con las generaciones anteriores que sobrevivieron a la Segunda Guerra y tuvieron que levantar Francia con trabajo y sacrificio. 

II. Francia y la juventud de la época:


A finales de los años 50, con el General Charles de Gaulle en el poder, Francia conoce por primera vez en décadas la bonanza que es acompañada por el casi pleno empleo. En consecuencia, empieza a ser seducida por el capitalismo y el deseo de gastar el dinero que se gana (lo que permite, por ejemplo, comprar discos). A su vez, Francia cierra la década con otro fenómeno inédito: la vasta generación de adolescentes producto de la explosión de la tasa de natalidad ocurrida luego del fin de la Segunda Guerra. Es la conocida como la Génération Baby Boom


Los Baby Boom:

Los Sixties franceses lo escribieron los adolescentes, jóvenes de entre 13 y 16 años que escuchan e imitan a los ídolos anglófonos que transmitía Salut les Copains, programa de radio que se emitía los viernes de 17 a 19 horas desde octubre de 1959 en Europe 1 y que era el único dedicado al público juvenil. Esta generación de jóvenes es llamada la Génération Baby Boom y es compuesta por los hijos de los sobrevivientes de la Segunda Guerra que después de la devastación se entregan al amor. Esta juventud, al reconocerse a sí misma y verse numerosa, busca diferenciarse de la generación de sus padres que vivieron la guerra y levantaron al país con su esfuerzo. Es así como buscan y encuentran sus referentes propios en James Dean, Elvis, Vince Taylor, Gene Vincent, Eddie Cochran, Chuck Berry, Buddy Holly, Little Richard, entre otros; y más contemporáneos a ellos, a inicios de los 60, The Beatles, Los Rollings Stones y toda la ola británica.

Es importante resaltar que estos jóvenes prácticamente inventaron sus símbolos y estéticas para romper con los de sus padres y abuelos, lo que hace que se trate de una verdadera revolución cultural, por momentos violenta. Un hecho tan cotidiano en la actualidad como el de usar minifalda, puede imaginarse en sus inicios como una agresión para los adultos.

Este espíritu contestatario fue captado por el lente del fotógrafo suizo
Karl Heinz Weinberger, quien inmortalizó con agudeza el espíritu de la juventud más radical de Zurich de la segunda mitad de los 50. 




Estas fotos son un ejemplo del espíritu contestatario e innovador de los adolescentes quienes, además de exhibir sus referentes e ídolos, como Elvis y Vince Taylor, experimentan y modifican sus vestimentas en búsqueda de la diferenciación radical.

III. El rock de los años 60 en Francia:


Los antecedentes:

En los años 50, el rock n’ roll se había convertido en la música por excelencia de las salas de baile más frenéticas y había sido introducido por los mismos músicos que tocaban jazz y que estaban al tanto de lo que se hacía al otro lado del mundo, en Londres y USA, donde la vanguardia musical negra la constituía precisamente el rock n’ roll. Es así como músicos franceses, de tradición jazz empiezan a tocar y a grabar temas de rock n’ roll. Los primeros en hacerlo fueron Moustache, Boris Vian y Henri Salvador, Mac-Kac, quienes trasmiten la tradición a los jóvenes intérpretes como Sacha Distel y Brigitte Bardot.


Una mención aparte para Serge Gainsbourg, quien empieza a grabar sus primeros discos a finales de los 50, pero que se mantiene en un registro propiamente jazz. 

Los primeros ídolos:

Sin embargo, son otros los que despertarán el fenómeno musical juvenil que invadió Francia en los 60, aquellos que apelan directamente con la nueva generación de forma sincera, respondiendo a lo que esta reclamaba, estrellas con una personalidad y estética más cercanas a los referentes e ídolos anglófonos.



Richard Anthony, nacido en Egipto, se instala junto con su familia en París en 1951. Siete años después, decide adaptar éxitos ingleses y edita sus primeros EPs. Los dos primeros de portadas sugerentes que lo ligan directamente con los referentes y el imaginario de la generación juvenil: Rock'n'Richard (1958) y La rue des coeurs perdus (1959).
 
Pero es con su tercer EP que desata todo, cantando el primer himno de su generación: Nouvelle Vague (1959), del cual ya hemos hablado al inicio de este post. 
 
Luego continuará con una serie de grabaciones de adaptaciones de rock n' roll y twist, siguiendo la demanda de su público para acabar centrándose en las baladas. 


***
Daniel Gérard comienza su carrera también en 1958, con el EP que contiene el tema D'où reviens-tu Billie Boy (adaptación de "Where Have You Been, Billy Boy" de Dorothy Collins). Pero su carrera toma una pausa al año siguiente cuando, después de grabar su segundo EP, tiene que partir a Argelia para cumplir su servicio militar obligatorio.
Su regreso será en 1961, cuando le boom de la música adolescente había explotado. Él continúa su carrera adaptando temas del inglés, varias de las cuales se convierten en éxitos.
 
A finales de los años 60, se alinea al rock de influencias folck y acaba haciendo country.
***
Johnny Hallyday es la verdadera primera gran figura de la movida sesentera francesa. Pese a que no fue el primero en grabar rock, sí fue el que popularizó el género en todo el país entre los jóvenes, llegando a convertirse en el ídolo indiscutible de la generación. Su primera grabación data de marzo de  1960, cuando tenía 17 años, y el éxito le vino de tal manera que, debido a la gran acogida que recibieron sus tres primeros EPs, en octubre del mismo año ya estaba en el mercado su primer larga duración (25 cm), Hello Johnny.
 
Cualquier cosa que pueda decir sobre su carrera y su importancia en la historia musical francófona quedará minúscula. Sólo me limitaré a dar algunos números: más de 2100 portadas de revistas, 94 larga duración (28 de los cuales lanzados en los 60), 33 participaciones en la gran pantalla y más de 100 millones de discos vendidos. Con estas cifras, es natural que haya gente que hable tan bien de él como mal. Yo prefiero a los indiferentes.

En 1961 el twist había desplazado al rock como ritmo juvenil por excelencia y es precisamente con él que se desata la fiebre musical de la década que los contemporáneos llamarán, no sin burla, yéyé. Todas las bandas e intérpretes que aparecen lo hacen interpretando este nuevo género. Incluso cantantes con carrera en la variété francesa más clásica o el jazz no pueden resistir la tentación (económica) y terminan alineándose, por ejemplo, Petula Clark, Dalida, Brigitte Bardot y el mismo Serge Gainsbourg.

Los primeros grupos de rock:

En 1961, aparecen las primeras bandas de adolescentes que asimilan el formato de los primeros grupos de rock anglófonos. Hasta ese momento, el acompañamiento musical estaba a cargo del director de orquesta. Generalmente se citaba en los créditos para darle importancia a la producción de un cantante poco conocido, pero que muchas veces, se dejaba de lado cuando la estrella era muy popular. Por ejemplo, a contrario de Richard Anthony, en cuyos primeros EPs figura el acompañamiento de Christian Chevallier y su orquesta Les Angels, Johnny Hallyday no cita sus músicos acompañantes ni en su primer EP. Es por esto que la aparición de sus primeros grupos de rock, constituye para Francia una nueva forma de entender el hecho de hacer música, más cercana a la idea del grupo de amigos que decide un día tomar las guitarras y tañirlas.


Les Chaussettes Noires (Los calcetines negros) sacaron su primer EP en enero de 1961, lo que les da el honor de ser la primera banda rock de la historia musical francesa. Su nombre sugerente hacía pensar tanto en la marca de calcetines del momento, como en los franceses que tuvieron que salir de Argelia tras la pérdida de la guerra y la independencia del país, los llamados pied-noirs (pies negros), o en una simple broma. Pero es con este nombre que la banda parisina conquista los corazones de su generación para alegría de la disquera Barclay que ve ingresar grandes sumas de dinero por la venta de sus primeros EPs. Seis meses más tarde y con 12 temas grabados, aparece su primer LP (25 cm) que recoge 10 de ellos, titulado 100% rock, con 5 calcetines negros decorando la funda cada uno con el nombre de uno de los integrantes del grupo.
 


 

Después de 14 EPs y 3 LPs más, en 1964, la banda toma un destino predecible: se disuelve y el vocalista, Eddy Mitchel, quien había compuesto muchos temas de la banda y se había animado a cantar en solitario, continúa su carrera de solista y se convierte en un clásico de la escena francesa actual.


Portada del 1º LP de Les Chaussettes Noires
***
Les Chats Sauvages (Los Gatos Salvajes) saltan a escena en mayo de 1961 con la aparición de su primer EP, lo que los convierte en el segundo grupo de rock en aparecer en Francia después de Les Chaussettes Noires, y en sus directos competidores. Efectivamente, esta nueva banda, del sello Pathé Marconi, era originaria de Niza (al sur del país) y gracias a la siempre presente rivalidad entre la capital con las provincias, a sus versiones más descomplicadas y vinculadas con un estilo de vida sureño, ligado a las fiestas, el verano y la playa, y al espíritu fresco de su vocalista, Dick Rivers, que contaba solo con 16 años, llegaron a representar una inevitable oposición festiva y cultural con la banda de París. Su producción está compuestaa básicamente de versiones de temas en inglés. El éxito fue tal que un año después, además de siete EPs, Les Chats Sauvages había sacado 2 Lps (25 cm): Les Chats Sauvages (1961) y Oh! Oui (1962), ambos con 10 temas cada uno.

    
 

Sin embargo, luego del la salida del 7º EP, el grupo se recompone. Dick Rivers comienza su carrera en solitario (que continúa aún) y el resto de los componentes intentan seguir con la banda invitando a otros vocalistas. Esto cuajará en un puñado de EP's y un LP más. En 1964, el grupo decide disolverse cuando se dan cuenta de haberse convertido en una banda de fiestas patronales y de restaurantes con olor a aceite.
Portada del 1º LP de Les Chats Sauvages
Portada del 2º album de Les Chats Sauvages
La batalla parece haberla ganado Les Chaussettes Noires, que si bien se despidieron el mismo año, ya habían grabado una película, soundtrack incluido, y producido su 4º LPs. Aunque, más allá de eso, la aparición de estas dos agrupaciones significará el detonante de la fiebre que se verá reflejada en la formación de un sinfín de bandas de jóvenes rockeros y de jóvenes intérpretes de ambos sexos que darán vida a la época más naïf de la historia musical francesa: la locura yéyé.

El inicio de la locura: los grupos de rock y los yéyé.

El término yéyé surge para denominar el estilo de música juvenil que imitaba los referentes anglófonos. Se toma del grito de guerra de la generación yeah-yeah y se traduce al francés. Lo mismo pasó con otras lenguas, como en el español por ejemplo.

A partir de 1961, aparece en Francia una inmensa cantidad de agrupaciones que siguen la línea que trazan Les Chaussettes Noires y Les Chats Sauvages. Así vemos saltar a la escena grupos de rock como:

Les Vautours (Los vuitres) tuvieron mucha relación con Les Chaussettes Noires, de hecho su voz y segunda guitarra era hermano de Tony d'Arpa, guitarrista de dicha banda :P.
 
***
Les Lionceaux (Los Leoncitos), conocidos como los Beatles franceses, pues fueron los que popularizaron sus temas en el país.
 
***
Les Pirates (Los Piratas), uno de los grupos más queridos y recordados, probablemente los 3º en el ranking después de Les Chaussettes Noires y Les Chats Sauvages.
 
***
Les Bourgeois de Calais (Los Burgueses de Calais) fueron una banda de una ciudad del norte de Francia (actualmente sale el ferry hacia Inglaterra desde su puerto) que sacaron 4 EPs, el último de los cuales cantado en inglés.
 
***
Long Chris et Les Daltons, agrupación cuyo vocalista fue conocido como el cowboy francés de los 60s... finalmente acabó haciendo country y folck.
 
***
Claude et ses Tribuns (Claude y sus Tribunos), banda del sur de París que, pese a su calidad, no contaron can la promoción de un gran sello discográfico.
 
***
Danny Boy, aproximadamente 10 años mayor que la media de los cantantes de la época, ya había comenzado su carrera en 1958 como Claude Piron sin lograr la notoriedad que alcanza cuando forma Danny Boy et ses Penitents, donde recluta unos jóvenes de Madagascar como banda de acompañamiento, a quienes les tapan la cara.
 
***
El Toro et les Cyclones (El Toro y los Ciclones), donde aparece tocando la guitarra un jovencísimo Jacques Dutronc, antes de partir hacia servicio militar y de convertirse en la mega-estrella.
 
***
Les Missiles (Los Misiles) fue un grupo coral formado por pied-noires (franceses de Argelia que fueron expatriados tras la guerra de independencia) que cosecharon éxito en la metrópoli. De estos ya hablamos más detalladamente en un post anterior
 

Del mismo modo, aparecen grupos instrumentales que sigue el estilo de bandas como The Shadows o The Spotniks.

Por ejemplo:

Les Aiglons (Las Aguilitas) que si bien fueron suizos realizaron toda su carrera en Francia.
 
***
Les Fantômes (Los Fantasmas), conocidos como Les Shadows franceses, fueron probablemente la banda instrumental con más éxito de la época en su país.
 
***
Les Champions (Los Campiones) conocieron el éxito y se convirtieron en la banda de acompañamiento de Gene Vicent en Francia.
 
***
Les Fingers fue un grupo fabricado a medida por su casa discográfica, Festival, lo que le aseguró el éxito comercial.
 

Sin embargo, esta euforia rockera no pudo competir contra la otra que apareció casi en simultáneo y que, al dar mayores ingresos a la industria discográfica, centró todo su interés en ella. Hablamos de la movida más pop, la yéyé, que propiamente encarnaron jóvenes solistas, más jóvenes que los rockeros, que se desmarcan espontáneamente del matiz agresivo e irreverente que encarna toda banda de rock para darse de lleno a las preocupaciones más adolescentes. Es así como, además del amor y el deseo sexual, aparecen temas más naïfs en las letras, como las vacaciones, la escuela, la familia y demás. Aunque, no podemos ser radicales y separar alegremente los rockeros de los yéyé, puesto que el éxito impulsó a varios de los primeros a abordar temas y puestas en escena más yéyé. Los padres, desde luego, se sentirían más seguros.

Algunos de estos ídolos son: 

Sylvie Vartan, nacida en Bulgaria, se convirtió en el ídolo femenino de referencia de toda una época. Su primer EP lo graba en dúo con Frankie Jordan y empieza su larga lista de éxitos. Se casa con Jonny Hallyday en 1964, después de una sonada relación que fue portada de revistas. Graban juntos, comparten conciertos, ruedan películas, tienen a David Hallyday y se convierten en la pareja de la década. Sus éxitos no se limitan a los 60, puesto que su carrera más sólida y madura la encontramos en la década siguiente. Pero entre sus éxitos yéyé, podemos citar: "Est-ce que tu le sais?" (1962), "Le Locomotion" (1962), "La plus belle pour aller danser" (1964),  "Baby Capone" (1968), etc., etc.
  
 
***
France Gall, hija de padre músico (compositor para Charles Aznavour) y de una madre hija de gestores y productores musicales, desde niña tuvo un estrecho contacto con el mundo de la música. Es precisamente su padre que la impulsa a grabar su primera canción y a presentarse a audiciones en donde Philips (que tenía entre los suyos a Serge Gainsbourg) la ficha. Ella, menor de edad, no puede firmar el contrato que lo firma su padre. Entonces comienza su carrera de hits franceses que no para en 20 años. France Gall encarna perfectamente la imagen de la niña yéyé: linda, de aspecto inocente, que sueña con el amor verdadero o sufre por lo chicos malos y seductores. En 1964, gana el primer puesto en la Eurovision, con una composición de Serge Gainbourg titulada "Poupée de cire, poupée de son", en donde canta: Soy una muñeca de cera, una muñeca que canta / Mi corazón está grabado en mis canciones / ¿Soy la mejor? ¿Soy peor que una muñeca de salón? / Veo la vida color caramelo-rosa / Muñeca de cera, muñeca que canta... ".
  
 
***
Monty, cuyo nombre verdadero es Jacques Bolostin, forma parte de los cantantes yéyé que, pese a tener éxito, su fama no sobrepasó la década. Era un infaltable del programa de radio Salut les Copains! Su influencia radicaba principalmente en la música juvenil inglesa, debido a un periodo que pasó en Inglaterra, donde descubrió las novedades musicales. A su regreso, se entregó a su pasión, pese a la oposición de sus padres. Escribió a las disqueras y Barclay le dio la oportunidad. Monthy es de los pocos interpretes yéyé que, además, componía sus canciones.
 
***
Billy Bridge, cuyo verdadero nombre es Jean-Marc Brige (sin d), nacido en Cherbourg, hijo de comerciantes de Montreuil, se va de veraneo con su familia a la costa de Menton. Se alojan en el Hôtel Mediterranée, donde cada noche muchachos y grupos tocan temas. Billy también lo hace y canta Daniela y Tant pris de toi, y gana el primer premio: una botella de champagne y un contrato en el hotel por toda la temporada. Pero sobre todo la oportunidad de ser escuchado por la clientela, como la cantante Annette Lajon, quien le consigue una entrevista con discos Vogue, en París. A este artista yéyé le he dedicado un post hace varios meses atrás: léelo>>>.
 
***
Claude François, llamado cariñosamente Cloclo, es un cantante francés nacido en Egipto, que alcanzó un éxito sorprendente que traspasó los límites de Francia. Compuso temas que han sido éxitos mundiales y versionados en múltiples lenguas, como por ejemplo su tema "Come d'habitude" que popularizaron Paul Anka y Frank Sinatra, bajo el título de "My Way". Fue una de las principales figuras de Salut les Copains! y un showman con un gran sentido de las tendencias musicales juveniles que se supo adelantar siempre a las modas y demandas del público. Murió electrocutado en 1978 al intentar cambiar una bombilla.
  
 
***
Guy Mardel, cuando llegó a Francia, explusado como la mayoría de franceses de Argelia, ya había ganado el primer puesto en el concurso de piano del conservatorio de Oran y había tocado con una orquesta jazz. En Francia, compone algunos temas para estrellas yéyé, antes de llevarse en 1965 el primer premio en el concurso Eurovision, con el tema "Je n'avoue jamais", lo que lo coloca en primera línea de escena. Sin embargo, su carrera no es abundante y se pierde con la nueva década.
 
***
Sheila es otra estrella símbolo de la generación que acabó convirtiéndose en leyenda. Sus ventas: con 85 millones de discos vendidos, es superada únicamente por Johnny Hallyday; su origen humilde: hija de vendedores ambulantes de maní confitado de las afueras de París; su imagen andrógina: cuando tenía 18 años (dos después de su primer disco) circuló el rumor de que era chico; su éxito como ídolo a seguir e imitar: su productor lanza una cadena de tiendas de ropa con su nombre, una línea de productos de belleza y una muñeca a su imagen y semejanza; la convierten en un hito de la época. Algunos de sus hits son: “Pendant les vacances”, “Première surprise partie” y “Le sifflet des copains” en 1963, “Chaque instant de chaque tour”, “Écoute ce disque” y “Vous les copains” en 1964, “C'est toi que j'aime” y “Le folklore Américain” en 1965, “Le cinéma”,  “Je me voyais à Hawaï”, “Bang bang” y “L'heure de la sortie” en 1966, “La familla”, “Adios amor”, y “Le kilt” en 1967, “Petite fille de Français moyen” en 1968, etc.
  
 
***
Frank Alamo, cuyo nombre verdadero es Jean-François Grandin, después de una estadía en Inglaterra, es escuchado por Eddie Barclay interpretar éxitos ingleses en francés. Eddie lo ficha, le cambia el nombre y lanza la carrera de este cantante yéyé que principalmente versiona éxitos de The Searches (Sweets for my sweet en "Ma biche"), de The Beatles (A hard day's night en "Je me bats pour gagner" o I want to hold your hands en "Je veux prendre ta main"), entre otros. En 1969, él decide poner fin a su carrera musical para dedicarse a la fotografía.
  
 
***
Lucky Blondo, pseudonimo de Gérard Blondiot, nace en un pueblo de Finisterre, pero es en los cafés de Saint-Germain-Des-Pres donde comienza su carrera cantando en cabarets. En 1961, a sus 17 años, Fontana lo ficha y graba su primer disco que tiene buena acogida. Después de la grabación de un segundo EP, editan su primer LP, titulado Filles (Chicas). Pero el verdadero éxito lo conoce con su tercer EP, que contiene una versión de la canción de Tommy Roe, "Sheila", a los que le siguen otros hits como "Baby Face", "Dix petits indiens", "Sur ton visage une larme" (versión francesa de Una lacrima sul viso de Bobby Solo), "Des roses rouges pour un ange blond", etc. Su carrera está compuesta, principalmente por versiones de éxitos ingleses, como el "J'ai un secret à te dire", versión del tema de The Beatles, Do you want to know a secret? Después de grabar varios EPs y 8 LPs, cuando la fiebre yéyé decae, tiene la agudeza de dejar la canción y dedicarse a la publicidad.
 
 
***
Chris Kersen es una cantante yéyé de la que existe poca información. Aparentemente con una efímera carrera de unos pocos EPs y un SP. En ellos destaca (por conocida) la versión de 'Si tuviera un martillo' (Si j'avais un marteau), publicada en enero de 1964 por Tierce-Panorana (una especie de subsello de Panorama), en una serie de EPs de desconocidos cantantes que el sello buscaba promover (una apuesta por nuevos valores). He hablado poco más de esta cantante yéyé en un post de hace varios meses atrás: léelo>>> (¡con audio!).
 
***
Claudine Coppin podría representar perfectamente el fenómeno yéyé. De cabellos cortos, se lanza a una audición de Pathé-Marconi de la que sale con contrato firmado. Se convierte en una de las cabecillas del movimiento yéyé, graba un puñado de éxitos recogidos en tres EPs, entre los cuales encontramos Le twist du bac que rivaliza con L'école est finie de Sheila, y desaparece.
 
***
Michel Paje dejó la actuación para aventurarse en la música yéyé. Su aventura duró 3 años, en los cuales sacó 11 EPs con algunos himnos de la época que siempre citan en los reportajes remembers de la movida yéyé francesa. Su mayor éxito lo conoció con su segundo EP que contiene el tema "Nous on est dans le vent". En 1967, deja Francia y se va a Québec, donde reanuda su carrera de actor y graba un puñado más de sencillos.
 
***
Tiny Yong es un ejemplo de las ganas de exotismo del mercado yéyé francés. Nacida en Camboya, debido a la guerra de Birmania, se exilia con su familia en Francia. En París, deja los estudios para dedicarse a cantar en restaurantes vietnamitas, en donde interpreta canción popular de su país y canción francesa. Henri Salvador, quien acababa de abrir su sello discográfico, la escucha y la ficha. Su exótica belleza y sus canciones tiernas la ayudan a lograr un hueco en la saturada escena musical yéyé. Tiny es pinchada en el programa Salut les Copains! y aparece en su revista. Incluso en la foto del aniversario de bodas de los omnipresentes Johnny Hallyday y Sylvie Vartan. En 1968, deja la música para dedicarse a la restauración: abre en París un restaurant y luego otro en Montpellier.
 
***
Les Gam's, originalmente coristas de estudio, notables detrás de Gilbert Bécaud, son fuertemente influenciadas por los grupos de jazz y de rythm and blues. Graban su primer 45rpm en 1962 (Cheveux fous et lèvres roses+3) y registraron cinco más entre 1962 y 1964. Lo esencial de su repertorio lo constituyen versiones de éxitos americanos o ingleses (de Exciters, Phil Spector, los Beach Boys, los Beatles) adaptados al francés. Hace meses escribí un post dedicado a ellas: léelo>>> (con audio).
  
***
Les Parisiennes es un grupo formado a la medida por Claude Rolling, quien es además el que escribe las canciones. Es así como 4 bailarinas fueron reunidas para explotar al máximo el tópico de la parisina frívola. En 1964, tocan el éxito con su canción "Il fait trop bon pour travailler" (Hace muy buen tiempo para trabajar). Llama la atención también el título de otra de sus canciones: "C'est tout de même malheureux qu'on ne puisse pas se promener tranquillement dans les rues après neuf heures du soir" (Es igualmente detestable no poder pasear tranquilamente por las calles después de las nueve de la noche).
 
***
Les Surf es otro ejemplo de la búsqueda de nuevas voces y estilos a los que la industria discográfica francesa no dudó en dar oportunidad. Estos son, pues, un grupo de hermanos malaches (de Madagascar) que alcanzaron un gran éxito en Francia. Fueron otros infaltables de Salut les Copains! y aparecen en la historia foto aniversario de la revista que citan siempre los nostálgicos. Entre sus éxitos figuran: "Reviens vite et oublie", "Si j'avais un marteau", "T'en va pas comme ça", "Scandale dans la famille", etc.
 
***
La Nuit de La Nation:

Sin embargo, la sociedad francesa fue consciente de toda esta fiebre solo hasta la mañana siguiente del 22 de junio de 1963, luego del primer concierto multitudinario o "festival" de la generación yéyé.

Para festejar el primer aniversario de la revista Salut les copains!, Daniel Filipacchi, convoca a través de su emisión homónima de radio un concierto gratuito a celebrarse en la Plaçe de La Nation de París. Sin dar mayor información, a través del programa, la revista y los flyers lanza esta lacónica llamada: "Venez tous samedi soir à 9 heures, place de la Nation". Como resultado, más de 150 000 jóvenes aceptan y se concentran en su primera manifestación multitudinaria. La policía, desbordada, pide refuerzos. Finalmente, fueron 3000 los policías que intentaron mantener el orden. Música, fiesta, desmanes, 15 pandillas juveniles, conocidas como blousons noirs, y la crema de los ídolos yéyé: Danyel Gérard, Les Chats Sauvages, Les Chaussetes Noires, Les Gams, Richard Anthony, Frank Alamo, Sylvie Vartan, Johnny Hallyday, y otros.
Johnny Hallyday en pleno concierto de La Nation 1963
 
A la mañana siguiente, con toda la resaca de la fiesta, la prensa francesa no podía dar crédito a lo que había sucedido y, en consecuencia, fue muy dura. Algunas muestras:

Paris-Presse titula "Salut les voyous!" (Hola gamberros [jugando con el título de la publicación "Salut les copais", en esp. Hola amigos!]).

Le Figaro pregunta "Quelle différence entre le twist de Vincennes et le discours d'Hitler au Reichstag?" (¿Qué diferencia existe entre el twist de Vincennes [en la época la Plaçe de la Nation marcaba el final de Paris y el inicio de Vincennes] y el discurso de Hitler en Reichstag?)

France-Soire dice "1000 voyons et 149 000 copains pour applaudir Johnny Hallyday, Sylvie Vartan et Richard Anthony" (1000 delincuentes y 149 000 amigos para aplaudir a Johnny Hallyday y Sylvie Vartan).

Incluso el General De Gaulle, presidente del gobierno, se pronuncia "Ces jeunes ont de l'énergie à revendre. Qu'on leur fasse construire des routes!" (¡Esos jóvenes tienen energía a utilizar! ¡Que les hagan contruir carreteras!).

Solo Le Monde, con la firma de Edgar Morin, quien fue el primero en importar y utilizar el término yéyé, hace un análisis sociológico del fenómeno, titulado "Le temps des Yé-Yé", donde dice los 150 000 jóvenes reunidos en la Plaçe de la Nation manifiestan un nuevo poder, el de una juventud que posee sus propios valores y una voluntad de exaltación sin necesariamente tener contenido.

Por su parte, Daniel Filipacchi declara "Aucune formation politique ou confessionnelle n'a jamais réussi à mobiliser, en France, une telle armée de moins de vingt ans" (Ninguna formación política o religiosa en Francia jamás ha reunido ejército parecido de menos de veinte años).

Más allá de la polémica y de las discusiones que siguieron, la Nuit de la Nation de junio de 1963 pone en evidencia, por primera vez, la ruptura generacional entre los adultos que conocieron la guerra, que levantaron del desastre a Francia a base de trabajo y esfuerzo, y la generación de los jóvenes, del baby-boom, que deseaban tener una vida distinta de la de sus padres, básicamente en la manera de afrontarla: divirtiéndose y pasándola bien.

Los indies y anti-yéyé:

Pero la historia de los yéyé franceses tuvo sus indies y otros que estuvieron contra la corriente. Es lógico imaginar que toda la maquinaria de márketing de los 60's crease anti-cuerpos o artistas que, conscientemente o no, intentaron mantenerse alejados de la fiebre dominante, guardando cierta independencia. Es así como encontramos, sobre todo a mediados de la década, propuestas interesantes por provocativas, por particulares, por vanguardistas, entre las que se cuentan, desde artistas de un par de EPs, hasta algunas de las carreras más consolidadas de la escena francesa. Sean los unos o los otros, es importantes resaltarlos porque representan la resistencia estética propia de la auténtica rebeldía juvenil, que, debido al inofensivo carácter del movimiento yéyé, quedó adormecida. He aquí algunos:

Hector, llamado el "Chopin del twist", fue más conocido por ser el primer cantante en llevar cabello largo y por sus provocaciones que por su música, pese a que, para los recién entrados años 60's (su primer EP fue grabado en 1963), su trabajo no deja de sorprender hasta hoy en día. Empezó firmando los discos como Hector et Les Médiators, con los que graba sus tres primeros EPs (todos en 1963), luego comienza una corta pero intensa carrera en solitario que consta de tres discos más editados en los 60's y una colaboración en 1970 con Tom & Jerry... Con su postura e irreverencia, una mezcla de punk y psicodelia, no dudó en meterse con todo lo "sagrado" de su sociedad, los filósofos de moda (Satre, Camus, etc.), los símbolos patrios (fríe un par de huevos en la llama del "solado desconocido"), pero también hace de sus shows en vivo happenings surrealistas, como cuando telonea a The Animals y entra en escena con cuatro gallinas y dos patos. Así fue Hector, admirado de Jacques Dutronc, quien lo reconoce como "le champion de la provocation".
  
 
***
Nöel Deschamps, debido a un accidente, tiene que dejar su sueño inicial de ser un futbolista de fama mundial para dedicarse a la canción. Forma un grupo, Les Atomes, con quienes toca en algunas salas parisinas, pero el servicio militar lo llama y tiene que dejar la música por un tiempo. A su regreso, reanuda su actividad musical presentándose en solitario en varios sitios, uno de ellos es el mítico Golf Drouot, de donde sale con contrato para R.C.A. Nöel se convierte en un cantante solicitado, aparece en todas las revistas de música de la época, entre las cuales destacan Salut les Copain! y Musicorama. Johnny Hallyday le da su apoyo, permitiéndole ser su telonero en muchos de sus conciertos. Asimismo, lo vemos telonear a otros grandes como Tom Jones y The Moody Blues. En 1969, deja de producir con regularidad y su carrera se apaga a mediados de los 70. Por su postura rockera, enérgica, desentendida de las modas, está en esta sección.
 
  
***

Moustique es el apelativo detrás del que está Michel Grégorie, una leyenda viva para los amantes del rock n' roll en Francia. Hijo de una barnizadora de intrumentos musicales, creció practicamente en las calles de su barrio Bastille, hasta que su madre le regala una guitarra y decide dedicarse a la música. En 1963, queda segundo lugar en el La Guitarre d'Or en el teatro Olympia. Sin conocidos en el mundo musical, se hizo desde abajo, tocando en bares hasta llegar a grabar para el sello de la sala Golf Druot. Inmediatamente salta a la prensa, su pequeño aspecto (motivo por el cual es llamado 'Mosquito'), su temperamento al tocar en vivo, no deja indiferente a nadie. Acompañado de Les Bulldozer hace temblar algunos escenarios. Cosa que apasiona a algunos, pero desagrada a otros. Es esta la razón por la cual, de la mano con su imagen, su carrera se degrada. Graba 2 EPs y luego desaparece o lo hacen desaparecer.

 
***
Antoine, nombre artístico de Pierre Antoine Muraccioli, nació en Madagascar, pasó su adolescencia en Grenoble y paseó sus camisas floreadas por París cuando asiste a la escuela de ingenieros. Es el cantante que pone en evidencia la ruptura que existía a mediados de los 60 dentro de su misma generación, encarnando la movida anti-yéyé. Esta básicamente consistía en el rechazo y burla de los íconos, códigos y estética yéyé más naïf, acercándose más a las referencias de la psicodelia inglesa y el hippismo. Si bien ya había conocido el éxito en 1965 con "Autoroute européenne nº 4" (Autopista europea nº4), canción gracias a la cual fue invitado a varias emisiones de radio y televisión, es con su segundo EP y su tema "Les élucubrations d'Antoine" (Las elucubraciones de Antoine) que alcanza la cima de su popularidad. La recepción de su tema reflejado en sus ventas llama la atención sobre ese público que andaba esperando algo nuevo en la escena musical, al punto que parece alborotar todo lo esperable. Su carácter rebelde y provocador lo enfrenta a Johnny Hallyday quien le dedica una canción luego que aquel lo tratase como mono de circo. Pero esa postura que debía crear reacción fue bien acogida por el público y la industria, lo que lo enfrenta a una paradoja. ¿Cómo es que alguien que quiere patear el tablero y llama a cambiar las cosas puede ser tan comercial? Esto le genera rápidamente varios anticuerpos como Ronnie Bird y Elouard, quienes componen explícitamente para discutir a Antoine. Se dice, incluso, que Antoine es el culpable del hartazgo que impulsa a Ronnie Bird a dejar la carrera musical en Francia. Luego de varios EPs y un LP, recluta a Les Problèmes (quienes después serán Les Charlots) como banda de acompañamiento e intentan continuar con el proyecto inicial de Antoine de remecer la sociedad. Sin embargo la aventura no dura mucho y lo vemos componiendo nuevamente en solitario, alcanzando suerte en a Italia, donde también cosecha éxitos, grabando varios nº 1. Luego se corta el pelo, comienza a peinarse y se deja bigote. En esta búsqueda no volverá a cosechar otro éxito a la altura de sus 'elucubraciones'. En los 70s, nuestro cantante, como todo hippie que se respete, va en busca de sí mismo y se embarca en un viaje en barco en solitario de 6 años, a los que siguen otros similares.
 
1º LP de Antoine, editado en 1966.
***
Ronnie Bird, cuyo nombre verdadero es Ronald Méhu, es el primer artista francés en asimilar plenamente el estilo inglés de la época tanto en la música como en su estética. Después de pasar varias temporadas en Inglaterra, a los 17 años funda Les Blazers, con quienes participa en varias audiciones en Pathé Marconi, pero es Decca quien lo ficha como solista. En verano de 1964, aparece su primer EP que pasa desapercibido, pero la discográfica le da una segunda oportunidad y en diciembre del mismo año aparece su segundo EP, con el que el éxito le comienza a sonreír. Su personalidad y estilo únicos lo hacen ser una figura extraña en la escena musical del momento. Musicalmente, es también el primero en plasmar la atmósfera que corría al otro lado del Canal de La Mancha. Se convierte en un recurrente en la revista Salut les Copains!, edita un LP, telonea a Chuck Berry, graba en vivo y compite contra otra figura juvenil de la contra tendencia yéyé: Antoine, para quien parece estar escrita la letra de su canción "Chante" (Canto). La gran mayoría de su producción la componen adaptaciones de temas en inglés y es precisamente cuando decide pasar a componer sus propios temas cuando su carrera empieza a alejarse del éxito comercial. En 1967, saca su último EP en francés, cuya canción "Le pivert" (El pajarito) es censudara por Radio-France. Al año siguiente graba un SP con dos canciones en inglés. Con esto cambia la música por el teatro. Luego, se marcha a Canadá y USA. En 1992, regresa con su segundo álbum en inglés One world.
   
1º LP de Ronnie Bird editado en 1965
***
Elouard, pseudónimo de Jean-Michel Rivat, es otra muestra de la serie de reacciones que generó la aparición y el éxito de Antoine, entre los que se cuenta: desde la canción de respuesta que le compone el machote de Johnny Hallyday, que lo reta prácticamente a la pelea, a los cuestionamientos personales que le impone a Ronnie Bird, quien no entiende cómo, a pesar de su trabajo y esfuerzo, sigue siendo un marginal televisado. Elouard, siguiendo la estética del super-héroe de moda, el Capitán Cavernícola, intenta atacar a Antoine, a quien apoda Leon, por su estética que aparentemente les sabía a muchos bastante "posera" (camisas floreadas, armónica, pelo largo y pacifista!!!). La carrera de Elouard como cantante es muy corta, después de dos 45rpm, Jean-Michel Rivat decide dedicarse únicamente a su otra faceta, de hecho que ya pre-existía a Elouard, la de compositor y arreglista. En esta faceta trabajó para Joe Dassin, Brigitte Bardot, Marie Laforêt, Richard Anthony, Herve Vilard, Sylvie Vartan, Dave, Alain Chamfort, Michel Delpech...  
 
***
Michel Polnareff posee una de las carreras más singulares de la escena pop francesa. Nace envuelto en la música. Su padre, quien había compuesto para Edith Piaf y Mouloudji, lo mete desde muy niño a estudiar piano. A los 11 se lleva el 1º premio de solfeo del Conservatorio de París. A los 20, abandona el hogar familiar que considera asfixiante. Con la guitarra que él mismo había comprado con sus ahorros, se instala en Sacré-Coeur, el barrio de la bohemia y los artistas por excelencia (al menos entonces). Es allí cuando comienza a componer uno de sus primeros éxitos 'Poupée qui fait non' (Muñeca que dice no) y donde se gana dinero extra tocando frente a las terrazas de los restaurantes. A los 22 años se lleva el primer puesto en el concurso de Disco Revue, que incluía un contrato con Barclay, que rechaza! Pero es un amigo de infancia quien lo relaja un poco y lo convence de firmar con AZ. Polnareff acepta bajo una condición: grabar en Londres con Jimmi Page en la guitarra y John Paul Jones al bajo, los futuros Led Zeppellin. AZ se lo prepara todo y graba su primer EP, que contiene entre sus 4 títulos 'Poupée qui fait non', con la que consigue un éxito inmediato. Sin embargo, por su estilo e imagen, la prensa lo considera símbolo de la decadencia de la juventud, debido a su apariencia delicada y andrógina. Él, lejos de preocuparse, la explota más y prepara un segundo EP con una de las canciones de amor de estilo anglófono, más bonitas escritas en francés 'Love me, please love me', seguida de otra mucho más explícita 'L'amour avec toi' (El amor contigo), que es censurada por muchas emisoras y pasada solo después de las 10 de la noche. Así, Polnareff se posiciona a favor de la libertad sexual dos años antes de Woostock. Ese mismo año aparece su primer álbum, adornado de fotografías de infancia y adolescencia donde lo vemos más andrógino que nunca. Al año siguiente, realiza su primer concierto. De esta forma, a veces caótica, aparentemente sin lógica, pero siempre coherente consigo mismo, Polnareff empieza y continúa su carrera que cuenta con muchos de los mejores temas del pop francés. Su estética se radicaliza y lo vemos en los 70 mucho más estrafalario aún. Sus escasas apariciones en público, colaboraron también a crear una leyenda viva, un mito, que lo han convertido en ídolo para muchos franceses y, en suma, en un ineludible: en todas las tiendas de disfraces francesas, podemos encontrar la peluca con sus gafas al estilo Polnareff (de los 70).
 
1º LP de Michel Polnareff (1966).
***
Hugues Aufray es una muestra de los artistas independientes contemporáneos a la época yéyé que que alcanzaron el éxito entre la juventud, pese a que no se alinearon a las modas dominantes y a que, por su edad, treintañeros al inicio de los 60s, quedaron fuera del ideal buscado en el artista yéyé. Como él, tenemos otros casos: Danyel Gerard, Brigitte Bardot, Serge Gainsbourg. En 1959, a los 30 años, se lleva el primer premio en el concurso "Les numéros 1 de demain" (Los números 1 de mañana), organizado por la radio Europa 1, con una interpretación de "Les poinçonneur de Lilas" (El perforador de Lilas [se refiere al revisor de metro de la estación Lilas]), composición de Serge Gainsbourg. Sus gustos lo orientan rápidamente hacia el folck y en 1961 obtiene gran éxito con "Santiano", una canción dedicada a un caballo de carreras. En este camino, acaba descubriendo a Bob Dylan y se convierte en el primero en versionar y difundir a Dylan en Francia. En 1965, al año siguiente de pasar por Eurovision, edita un LP con versiones de Dylan, titulado Aufray chante Dylan, que es muy bien acogido. Otro de sus LPs más apreciados es la grabación en vivo que en 1966 realiza en L'Olympia. Su éxito se puede seguir hasta Canadá, donde se graban y venden bien muchos de sus discos.
 
1º LP de Aufray, donde se versionan por primera ves temas de Bob Dylan en Francia
***
Christophe, pseudónimo de Daniel Bevilacqua, es otra de las estrellas de los 60 que se hicieron a sí mismas. De orígenes italianos, no perteneció a ninguna familia del mundo musical. Hijo de un técnico en arquitectura y una costurera, mostró desde pequeño que lo suyo no era estudiar: pasó por 10 colegios antes de graduarse. Al contrario, desde muy niño muestra una fascinación por Edith Piaf, Gilbert Bécaud; luego se apasiona por el blues y finalmente por Elvis Presley y James Dean. Es así como, después de volver del servicio militar, decide dedicarse a hacer música en solitario (ya antes se había aventurado con Dany and the Hooligans). Comienza grabando, en 1964, para Golf Drouot un EP con el tema "Reviens Sophie" (Vuelve Sofía) que es un verdadero fracaso. Sin embargo, al siguiente año, da con el tema que lanzará su carrera al estrellato: "Aline", desde luego, editado en SP, EP y LP, esta vez por AZ. Con esta canción vende más de un millón de copias y es una de las contadas canciones románticas que se convirtieron en canción del verano. Este tema también le valió un juicio por plagio que termina a su favor en 1970. No es hasta este año que edita su segundo álbum y pone en marcha realmente su carrera que sigue dando sorpresas.
 

1º LP editado en 1965, tras el éxito de 'Aline'.
***
Nino Ferrer es el pseudónimo de Agostino Ferrari, quien pertenece al grupo de los cantantes franceses de los 60 que empiezan su carrera a los 30 años. Aunque, no podemos decir que no había vivido. Empezó y acabó Etnología y Arqueología en La Sorbonne y, al finalizar sus estudios, se embarca en un buque mercante con destino a unos yacimientos arquitectónicos en Melanesia, donde trabaja un tiempo. A su regreso a Francia, es cuando decide dedicarse de lleno a la música y se convierte en músico para Nancy Holloway (la madre del rock n' roll en dicho país), antes de dedicarse a cantar en solitario. Su trabajo sorprende desde sus primeras grabaciones, pero alcanza una acogida notable a partir de su 4º EP con canciones, como "Mirza", "Le téléphone", "Oh! Hé! Hein! Bon!", etc. Su primer LP, de 1966, será una grabación en vivo bajo el sello Rivièra, al que seguirá al año siguiente editará su primer álbum en estudio. Nino Ferrer quien publicó, hasta 1995, 17 LPs, se quitó la vida con su escopeta de caza en 1998.
 

Portada del 2º LP de Nino Ferrer que es su primer album en estudio.
***
Jacques Dutronc empezó su carrera musical a los 17 años, con Toro et les Cyclones, donde tocó la guitarra en la primerísima explosión de bandas que surgieron luego de la aparición de Les Chaussetes Noires et Les Chats Sauvages, a inicios de los 60. Con ellos editó un EP. Lo que le sirvió para entrar en la sociedad musical y, por ejemplo, tocar para Eddy Mitchel o componer "Fort Chabrol", para Les Fantômes, que será versionado, entre otros, por Françoise Hardy, bajo el título "Le temps de l'amour" (El momento del amor), o para que, a su regreso del servicio militar, se convierta en director artístico de Vogue!!! Su carrera en solitario empieza en 1966, con el hit francés "Et moi, et moi, et moi"" (Y yo, y yo, y yo), donde con acidez describe al histérico parisino. Aunque no será su único éxito, ni mucho menos, de hecho, todos los EPs que sacó en aquella década contienen temas que fueron hits y que han sido versionados por muchos artistas hasta la actualidad. Entre estos cuentan: "Les play-boys", "Mini, mini, mini", "Les gens sont fous, les temps sont flous", "On nous cache, on nous dit rien", "Les cactus", "J'aime les filles", "La publicité", "Il est cinq heures, Paris s'éveille", "L'opportuniste". El éxito de su trabajo se corrobora con la edición de 3 álbumes en la 2da mitad de la década. Su estilo, bastante inspirado en la música y presencia inglesa, lo ha hecho ser considerado el verdadero embajador del rock británico en Francia y su primer álbum el primero y probablemente mejor de los álbumes de rock que se editaron en dicho decenio. Jacques Dutronc se convirtió en un infaltable en la televisión y en la radio, en una estrella que aparecía en todas las revistas francesas que se respetasen. Sin embargo, eso no lo alejó de la realidad y los aires culturales de protesta que soplaban desde todos lados. Es así como, desde sus primeros discos, la crítica social, adormecida por la publicidad, el consumo, el dinero, forma parte de sus letras. Algunas de sus canciones será incluso recibidas por los jóvenes como himnos de protesta. Esto le ha valido que "Il est cinq heures, Paris s'éveille" haya sido recogida en antologías de música de protesta que se han editado posteriormente. Por estas y más razones, Dutronc es un símbolo de su generación, en especial, la más despierta y crítica que, compuesta de jóvenes bellos, alertas e inquietos, levanta barricadas en mayo del 68. La carrera de Dutronc es amplia (con álbumes editados hasta el 2010) y, a la vez, reservada (con un concierto cada... 10 años). En el plano familiar, fue esposo de Françoise Hardy y trajeron al mundo a Thomas Dutronc, cantante actualmente de moda. 
 

 

1º LP de Jacques Dutronc editado en 1966, es considerado en 1º álbum francés propiamente rock.

2do album de Dutronc que contiene el himno por excelencia de mayo del 68.
***
Stella, nombre artístico de Stella Zelcer, forma parte de las cantantes francesas que no fueron indiferentes a la movida anti-yéyé de la segunda mitad de la década. Su estilo musical, mucho más cercano al rock que por esa época hacían los chicos (es decir, nada de baladitas) y su imagen le valieron el apelativo de "garçon manqué" (una expresión utilizada y se sigue utilizando para referirse a las chicas que actúan, visten y tienen los mismos gustos de los chicos). Stella, empezó su carrera muy jovencita: su primer EP lo grabó en 1963, un mes antes de cumplir 13 años. Sus composiciones las trabajaba con su tío, Maurice Chorenslup, de 22 años, quien, queriendo o sin querer, formó un monstruo que comenzó burlándose de los padres que quieren continuar siendo jóvenes y terminó enfrentándose con los íconos franceses de la cultura yéyé. Es así como a los 15 años, ya estaba lista para pasear por la televisión su burla de Sheila y su "Floklore Americain" con su "Un air du Floklore Auvergnat" (Auvergne es una provincia de la Francia profunda), donde también aprovecha para llamar a André Verchuren (acordeonista de moda de la época) el 'Dylan de là-bas' (El Dylan de allá). O también su canción obviamente dedicada a Sylvie Vartan, titulada "Pourquoi je chante", en la que se escucha 'Si je chante, ce n'est pas pour toi... c'est pour le fric' (Si yo canto, no es por ti... es por el dinero). Pero también encontramos en sus temas una crítica sin nombre propio, como a la sociedad de consumo, a la industria musical, al ruido musical sin contenido, la alienación a la cultura americana o a la moda de protestar sin sentido. En suma, toda una carrera dedicada a incomodar el sueño de una generación. Deja de grabar en 1969 y, si bien tuvo cierta difusión en algunos canales de televisión y radio, es una de los exponentes del rock francés de esa época que menos se recuerdan.
 
  
***
Dani, cuyo verdadero nombre es Danielle Graule, nació en Perpiñan en 1945 y a los 18 años fue a París a buscar fortuna. Su presencia seductora y elegante le valió una carrera de modelo que la pasearía por varias portadas de revistas y desfiles de moda. En 1965 aparece en el clip de Dick Rivers (ex-vocalista de Les Chats Sauvages). Pero ella quería el micrófono. En 1966 graba su primer EP, que incluye como primer tema "Garçon manqué", su declaración de guerra. Dani explota al máximo su apariencia andrógina y marca un estilo que se sigue imponiendo en la actualidad: jeans y chaquetas de corte másculino, cabello corto, etc. Por lo demás, es un estilo que le queda muy bien. Y que combina con sus apariciones en desfiles de moda. Esto no puede durar mucho y a finales de la década, la vemos normalizada en forma de glamourosa parisina. Entre sus temas encontramos el imaginario rock n' rollero, como el de la chica en moto vestida de cuero ("La fille à moto"), y la crítica a la sociedad de consumo ("La machine"). Su carrera no se detiene en los 60 y continúa hasta la actualidad. En 1974, tuvo problemas con la justicia por consumo de drogas. 10 años después publicaría un libro donde relata su experiencia con los estupefacientes. Este año, a sacado otro álbum.
  

 
***
Zouzou, pseudónimo de Danièle Ciarlet, fue bautizada por Paris-Match como "la twisteuse" (la twistera). Nacida en Argelia, a corta edad llega a París donde tiene estudios brillantes: obtiene su BAC a los 14 años. Luego se dedica al modelaje y hace ciertas apariciones en cine antes hacer música. Se convirtió en símbolo de la mujer moderna y libre, militante de mayo de 1968. Además, fue conocida por seductora, estuvo con varios galanes o personajes públicos, como Brian Jones, Jack Nicholson, Jean Paul Goude, entre otros. Su carrera musical es corta (2 EPs) y empieza en 1966, bajo la dirección del flamante director artístico de Vogue, Jacques Dutronc. Sin embargo, rápidamente se ve envuelta en escándalos ligados a las drogas. Es consumidora de heroína. En los 90 pasa varias temporadas en la cárcel. Sus experiencias están recogidas en un libro que publicó el 2003, titulado "Jusqu'à l'aube" (Hasta el alba). Entre sus temas más conocidos están: "Il est parti comme il était venu" (Él se fue como vino) y "Petit garçon" (Jovencito).
 
***
Jocelyne, nombre artístico de Jocelyne Esther Journo, graba su primer EP en 1964, a los 12 años y medio y si bien por su imagen podría ser catalogada como una chica yéyé, su voz, mucho más grande que ella, y estilo la sacan de ahí de inmediato. De hecho, fue llamada por la revista Salut les copains! como la Brenda Lee francesa. Jocelyne conoció el éxito con casi todos sus discos: una decena de EPs en 3 años y un LP en 1965, casi todos compuestos de versiones francesas de éxitos en inglés. Tiene el público suficiente para producir un disco en vivo en el Olympia. Sin embargo, en 1967, se muda a Canadá, desde donde, poco a poco, su país la olvida. En 1970, Jocelyne vuelve con la intención de reconquistar a su público, pero encuentra la muerte en un accidente de moto. Su vida se apagó a los 20 años.
 
  
***
Stone, nombre tras el que se esconde Annie Gautrat, no solo es un guiño a los Rolling Stones, en especial a Brian Jones de quien copia el look, sino también un posicionamiento. Nacida en 1947, a los 19 años es escogida como la Miss Beatnik, en cuyo jurado de concurso estaría su futuro esposo Éric Charden, con quien formaría un exitoso dúo en los 70. Ese mismo año, 1966, Polydor le ofrece un contrato y graba sus primeros temas. Inevitablemente, pasa a formar parte de las 'garçon manqués', las cantantes francesas que se comportaban y veían como chicos. Stone aborda este tema en su segundo EP que aparece el mismo año, con el tema "Fille ou Garçon" (Chica o chico). Al año siguiente graba 3 EPs, en uno de ellos encontramos su canción "Baby Stone", donde cuenta el por qué y cómo tomó su nombre artístico. Para este entonces, su marido Charden, ya componía para ella. Stone publicará su último disco en solitario en 1969. A continuación, sigue una carrera exitosa en dúo con su marido, convirtiéndose en los ineludibles del pop francés de los años 70.
 
  
***
Françoise Hardy, dueña de una belleza conmovedora, es también poseedora de una de las mejores, frescas y coherentes carreras musicales de Francia. Su independencia y, sobre todo, su genialidad (ella compone la mayoría de sus temas desde su primer disco) la mantuvo a salvo de modas y corrientes que terminaron agotándose y consumiéndose a sí mismas. Hardy, desde su primer trabajo que salió al mercado en 1962, a sus 18 años, impuso su fórmula íntima, en medio de la fiebre de las bandas de rock y los primeros ídolos yéyé. Hardy, 6 años después, decidiría no tocar más en vivo y dedicarse únicamente a su carrera discográfica. Pero, desde chica, sueña con la radio y disfruta de la varieté francesa y el rock n' roll. Su relación con la guitarra comenzó a los 16 años, cuando su madre, asistente contable, le regala una guitarra tras la obtención de su BAC. A lo que ella añade un método de aprendizaje. Es así como comienza... lejos de conservatorios y nidos familiares ligados a la música. Hardy se inscribe a La Sorbonne y un anuncio en el periódico marca un cambio en su vida: una casa disquera buscaba nuevos talentos. Ella consigue una cita que no da resultados, pero esta primera experiencia la anima a seguir intentándolo y Vogue, que buscaba la contrapartida femenina de su gran fichaje, Johnny Hallyday, vio en ella su potencial y le da una oportunidad. Hardy recibe apoyo y formación de Vogue quienes, unos meses después, a mediados de noviembre de 1961, le hace firmar un contrato. Su primer EP sale a inicios del año siguiente con tres temas firmados por ella y una adaptación de una canción americana. La acogida fue inmediata. Esta chica, a diferencia de lo que se podía escuchar por entonces, canta a la nostalgia. Y precisamente con esa nostalgia que encontramos en su composición "Tous les garçons et les filles" (Todos los chicos y las chicas) aparece en un intermedio informativo de las votaciones nacionales de octubre de 1962. Todo el país la ve y la escucha. En los siguientes 3 meses venderá más de 500 000 copias. A inicios del año siguiente ya es portada de revistas. Este éxito abrumador, parece no perturbarla demasiado y en las entrevistas que difunde en la televisión aparece tranquilia, segura, natural, saliendo inteligentemente de las trampas que los locutores o presentadores intentaban ponerle para poner al descubierto la frivolidad típica de su edad. No pudieron con ella. En 1964, su popularidad ya cruzaba las fronteras de su país, su pareja de entonces Jean-Marie Périer, fotógrafo de Salut les Copains!, la asesora. Pasa a ser imagen de Yves Saint-Laurent, Paco Rabanne y André Courrèges, y los medios hablan de ella como la mujer del año 2000. El siguiente año se dedicará sobre todo a participar en películas y pasear sus éxitos por diversos países europeos. Es así como acaba el año con una emisión dedicada íntegramente a ella del Piccadilly Show de Londres. En 1967, funde su propio sello de grabación y convence a Vogue para que continúen distribuyéndola. Para entonces ya se la vincula con Jacques Dutronc, con quien parte a refugiarse de las revueltas del 68 en la casa de Córcega que había construido con su anterior pareja. Al siguiente año, graba una adaptación firmada por Serge Gainsbourg que se convierte en éxito mundial, "Comment te dire adieu?" (¿Cómo decirte adiós?). Pero su decisión de dejar las presentaciones en vivo es inquebrantable, por más presiones que le pusieron. Es así como Françoise Hardy deja la década, en la cima, con una carrera brillante y decidida a no más alimentar con su presencia la industria. En los 70 su carrera continúa lúcida y consecuente, con algunos de sus mejores trabajos, empieza con Menssage personale (1970), sacado con Hypopotam, su nuevo sello, y distribuido por Sonopress. Su carrera consta de 26 álbumes, el más reciente editado este año.
 
  
  

Portada del 1º álbum de Françoise Hardy de 1962.

Portada del 2º álbum, aparecido en 1963.
***
El final de «Les Sixties» con Serge Gainsbourg:

Lejos de lo que se pudiese imaginar, debido a la importancia fundamental que la historia de la música le ha dado, Lucien Ginsburg, verdadero nombre de Serge Gainsbourg, en los años 60 fue casi un rechazado. De hecho, por su edad, 32 años cuando la euforia yéyé da inicio, debería haber formado parte de las referencias o pioneros de dicha movida, pero no es hasta 1965 que este personaje de aspecto extraño, víctima de burlas por parte de la crítica musical, comienza a ganarse al gran público y conoce el éxito. Hasta entonces, no era más que un marginal incomprendido que vendía 1000 copias por disco. Es exactamente lo que pasó con sus cinco primeros albumes, y lo que explica el alto costo actual que llegan a tener en el mercado del coleccionismo. Y es que en el momento en que todos miraban la música que se estaba producciendo en UK y USA, monsieur Gainsbourg continuaba haciendo un jazz cercano al de Boris Vian, uno de sus maestros. Por lo que, derrotado, decide "lanzarse al mercado comercial y comprarse un Rolls". 

Gainsbourg, luego de haber sentado su declaración de guerra con su tema "Chez les yé-yé" (A casa de los yé-yé), de 1963, donde cuenta que, harto, irá a rescatar a su chica, cuchillo en mano, de la casa donde los yéyé hacen su fiesta, compone, para otros, algunos temas más cercanos al gran público, entre los que se cuentan el tema interpretado por Juliette Greco, "La Javanaise", y el interpretado por Petula Clark, "La Gaboue", que fueron hits, pero no es hasta que compone para France Gall que comienza a disfrutar del verdadero éxito comercial. 

En 1964, compone para esta quiceañera dos de sus temas más tocados por las radios: "N'écoute pas les idoles" (No escuches a los idolos), "Laisse tomber les filles" (Deja de fastidiar a las chicas). Aunque la sorpresa estaría en el tercer trabajo conjunto que los lleva a ganar el concurso de Eurovision de 1965. France Gall, entre las diez composiciones que le dan como opciones, escoge el tema de Gainsbourg, "Poupée de cire, poupée de son" (Muñeca de cera, muñeca que canta). Con este tema, ambos alcanzan reconocimiento internacional y fortalecen una fuerte como corta relación de colaboración que cosecha más éxitos, pero que se rompe al año siguiente cuando la pequeña Gall, cada vez menos inocente, descubre, en plena gira, el sentido perverso de su éxito "Les sucettes" (Los chupetines), que a los adultos hacía pensar en felaciones. Otra de sus colaboraciones más exitosas de la época será hecha para Françoise Hardy, "Comment te dire adieu" (¿Cómo decirte adiós?), adaptación de "It's hurts to say goodbye", tema original de Arnold Godland. El acierto de la adaptación francesa es recogida por Jimmy Somerville y June Miles Kingston que hacen una versión exitosa en 1989, destinada a las salas de baile. 
Portada del disco Jane Birkin Serge Gainbourg de 1969.
Sin embargo, la llegada triunfal de Gainsbourg en la historia musical de la década sucede cuando compone e interpreta junto a su flamante musa, la joven inglesa, Jane Birkin, su álbum titulado de manera tan sencilla, egocéntrica y bella "Jane Birkin Serge Gainsbourg", de 1969. Gainsbourg ofrece un album raro, de sonidos nuevos made in France, en el que recoge varios de sus temas publicados antes en bandas sonoras de películas o interpretadas por otros artistas, esta vez en boca ya sea de Jane o Serge, e incluye algunos temas nuevos. Vemos entre las canciones "Elisa", éxito del año precedente, las inéditas canciones de amor "L'anamour", "Orang-Outan", "Sous le soilei exactement", "Le Canari est sur le balcon", así como "69 année érotique" (69 año erótico), un año después de la revuelta de mayo de 68; encontramos también otras canciones más oscuras como "Manon", "Jane B.", "18-39", "La chanson du Slogan", pero sobre todo el éxito que lo catapultó a la fama mundial, "Je t'aime... moi non plus" (Yo te amo... yo tampoco), la primera canción que simula un acto sexual y que por eso mismo es censurada en varios países como España, Islandia, Italia, Polonia, la ex-Yugoslavia, Portugal, UK, Suecia, y merece una carta de condena pública del Vaticano, lo cual le asegura el éxito en el mundo entero. Frente a esto ¿quién se acordaría de los yéyé?
Portada del primer álbum conceptual de Serge Gainsbourg de 1971.
En 1970, Serge Gainsbourg ya tenía un Rolls y no contento con esto publica, al año siguiente, el álbum que, para mí, cierra la década musical como una puerta que no vuelve a usarse sino para la nostalgia. Se trata de su "Historie de Melody Nelson" su primer album conceptual que, siguiendo la línea de su éxito "Je t'aime... moi non plus", pero sobre todo siguiendo sus demonios, recrea la historia de un conductor de Rolls-Royce, que atropella sin causar mucho daño a una adolescente, Melody, a la que seduce y lleva a un hotel de carretera. Serge Gainsbourg deja a un lado el canto propiamente dicho y se entrega a una narración en la que nos hace testigos de su historia. Todo esto en medio de una sinfonía rock milimetrada y coherente que nos lleva de la mano y nos introduce en su perturbada historia.


La primera canción, "Mélody", nos trae a la mente al personaje principal que, tras el volante, relata un viaje sombrío y repetitivo, aparentemente sin fin, pero que Melody, una "Amazone modern' style que le sculpteur, en anglais, surnomma Spirit of Ecstasy" (Amazona de estilo moderno que el escultor, en inglés, llama Espíritu del Éxtasis), acaba de improviso: una rueda de bicicleta que gira interminable le hace saber que la ha atropellado. Después de un diálogo banal, los dos personajes se embarcan en un viaje que por fin tiene destino. 

La siguiente canción es "Ballade de Melody Nelson" una melodía más apacible en la que se nos cuenta un poco más de la pequeña amazona moderna de "Quatorze automnes y quinze étés" (Catorce otoños y quince veranos): "Ca c'est l'histoire/De Melody Nelson/Qu'à part moi-même personne/N'a jamais pris dans ses bras/Ça vous étonne/Mais c'est comme ça" (Esta es la historia/de Melody Nelson/que además de mí nadie/ha tomado en sus brazos/Esto os sorprende/Pero es así), cuya descripción nos presenta un personaje adolescente naïf y casi andógino, que se convierte su "condition/Sine qua non/De ma raison" (condición/sine qua non/de mi razón).



A continuación, "Valse de Melody" es un bello poema que explica las confusas sensaciones que la pequeña despierta en nuestro narrador, que turban la percepción de su entorno en cada contacto y acercamiento físico. A los oídos nos llega una pieza propia de una banda sonora de una película amorosa:



Le soleil est rare
Et le bonheur aussi
L'amour s'égare



Au long de la vie
Le soleil est rare
Et le bonheur aussi
Mais tout bouge
Au bras de Melody
Les murs d'enceinte
Du labyrinthe
S'entrouvent sur
L'infini

(El sol es extraño/y la felicidad también/el amor se extravía/a lo largo de la vida/el sol es extraño/y la felicidad también/pero todo se mueve/en brazos de Melody/los muros del recinto/del laberinto/se entreabren hacia/el infinito)

La siguiente canción, "Ah! Melody", es una divertida pieza que parece un breve momento de lucidez en el viaje del que no hay vuelta atrás. En ella observamos los primeros indicios del cambio de roles en la historia. El seguro seductor del Rolls-Royce, comienza a temer y a intuir el peligro de lanzarse en el desconocido mundo de la adolescente quien, además de arrastrarlo a "faire des conneries" (hacer tonterías), lo envuelve, poco a poco en el amor. Parece preguntarnos si es inteligente entregarse al juego del amor con la adolescente, cuando sabiendo, por una lógica innata, que ella no sabe nada del amor. Él ya tiene su respuesta por parte de ella, en la que  desde luego duda: "Mais tout ce que tu dis est-il vrai?" (¿Pero todo lo que me has dicho es cierto?). 

Y como no hay vuelta atrás, en "L'hôtel particulier", con una hipnotizadora melodía de fondo, los amantes ya se encuentra en camino a la habitación del hotel sombrío y anónimo que les sirve de refugio:

Au cinquante-six, sept, huit, peu importe
De la rue X, si vous frappez à la porte
D'abord un coup, puis trois autres, on vous laisse entrer
Seul et parfois même accompagné.
Une servante, sans vous dire un mot, vous précède
Des escaliers, des couloirs sans fin se succèdent
Décorés de bronzes baroques, d'anges dorés,
D'aphrodites et de Salomés.
S'il est libre, dites que vous voulez le quarante-quatre
C'est la chambre qu'ils appellent ici de Cléopâtre
Dont les colonnes du lit de style rococo
Sont des nègres portant des flambeaux.
Entre ces esclaves nus taillés dans l'ébène
Qui seront les témoins muets de cette scène
Tandis que là-haut un miroir nous réfléchit,
Lentement j'enlace Melody.

(En el 56, 7, 8, poco importa/de la calle X, si tu tocas la puerta/Primero una vez, después tres más, te dejan entrar/solo y a veces incluso acompañado./Una sirvienta, sin decirte nada, te precede/escaleras, pasadizos sin fin se suceden/decorados con bronce barroco, ángeles dorados,/afroditas y salomés./Si está libre, di que quieres la 44/es la habitación que aquí llaman de Cleopatra/cuyas columnas de la cama de estilo rococó/son negras y llevan antorchas./Entre sus esclavas desnudas talladas en  ébano/que serán testigos mudos de esta escena/mientras que en lo alto un espejo nos refleja,/lentamente yo abrazo a Melody.

De su amor también somos testigos en "En Melody", donde, esta vez sin pronunciar palabras, entendemos lo que tenemos que entender: el rock n' roll de los amantes. Jane Birkin nos lo pone fácil y con sus gritos, gemidos, risas entre diabólicas e inocentes, nos da cuenta de lo que se cuece en la habitación 44: el coito salvaje.

El último tema,
"Cargo Culte", es una pieza de 7 minutos, que el narrador presenta. Una metáfora que relata un accidente de avión, producido por un error del piloto, del cual Melody es víctima. Cae y se destroza y desaparece en el océano. La imaginería de la canción está inspirada en el 'Culto al Cargo', adoración que algunas tribus africanas, en este caso en Nueva Guinea, rendían a los aviones. Mélody parece transformarse en sirena o en fantasma que vaga por el archipiélago, en las profundidades, entre corales luminosos y un entorno marino perturbador. Frente a eso, el narrador decide adorar también al Cargo, con la esperanza de que algún día un desastre aéreo lo lleve a él también al encuentro de su "mineure détournée de l'attraction des astres" (menor desviada* de la atracción de los astros [*Détourner: Serge Gainsbourg juega con la doble acepción de esta palabra que significa desviar pero que comúnmente se utiliza para hablar de corrupción de menores "detournement des mineurs"]).

Con este álbum conceptual, esta sinfonía rock, esta inédita forma de hacer música en Francia, Serge Gainsbourg no solo gana su guerra personal contra los
yéyé, apagándolos definitivamente, sino también abre una nueva década en la historia de la música francesa, dando paso a todas las influencias que después dominarían todo el mundo de la mano del rock sinfónico, rock progresivo y similares. Su "Historie de Melody Nelson", desde luego, no fue un plato listo a ser degustado fácilmente, su propuesta dejó atónitos a la mayoría de la crítica y al público francés en general, que tomaron su obra como otro capricho del provocador Gainsbourg; sin embargo, ya no había vuelta atrás. En la década más pobre de la música francesa comercial, los 70, hay muchas joyas, todas marcadas por la marginalidad, la incomprensión o la indiferencia de sus contemporáneos. Algo parecido le sucedio a los dos discos más interesantes que Serge editó en esa década, su sarcástico álbum, "Rock around the bunker" (1975), dedicado a otro de sus enemigos espirituales: los nazis, y a su segundo álbum conceptual "L'homme à tête de chou" (1976), discos cuya recepción estuvo marcada por el rechazo ya sea a su provocación o a la elaborada construcción de su obra, respectivamente, pero que nadie pudo negar su excelencia, que a lo mucho fue obviada por sus retractores, pero negada nunca.  Es con este señor, que los 60, la música francesa de los 60 se acaba, en 1971.

Comentarios

  1. Alguien recuerda una canción rock del año 1965, aproximadamente, en la que el intérprete repetía en el estribillo algo así como: Cela cela vie.
    No era cantada convencionalmente, más bien recitada con mucha fuerza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que buscas la canción de Jacques Dutronc "Et moi et moi et moi": https://www.youtube.com/watch?v=FIzLbXz5Au4

      Eliminar
    2. ¡Bingo!
      Un millón de gracias.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

facebook

INSTAGRAM