"De joven era comunista, tenía ideales, hasta era anarquista, pero ahora ya no creo en nada, hoy nadie cree en nada. Mi forma de pensar se ha vuelto pesimista y me he convertido en agnóstico. Lo que pinto surge de mi estómago". Jean Rustin.



Éste es un libro más que empiezo. Un blog como un diario, como un block de notas rayado y de hojas amarillas, un cuaderno de recetas. He empezado muchos y todos los he dejado. No he sido capaz ni de continuar un diario por más de cinco días. Soy inconstante. Pero sobre todo miedoso. ¿Seré capaz de contener esta vez mi miedo? Ya sabes miedo a qué. A lo mismo que tienes tú. A lo mismo que tienen todos los que quieren empezar un diario pero no pueden o desisten. O es pereza o es miedo. Pero más allá de eso, he querido buscar algunas razones por las que escribir un blog. Todas intentan ser sinceras.


Escribo un blog porque quiero ser famoso.
Escribo un blog porque está de moda.
Escribo un blog porque necesito escribir.
Escribo un blog porque quiero que me lean.
Escribo un blog porque puede que me lean.
Escribo un blog porque creo que tengo algo que decir.
Escribo un blog porque todo el mundo tiene un blog.
Escribo un blog porque es la única forma de entrar en la blogósfera y eso suena cool.
Escribo un blog porque me gusta el arte y la literatura.
Escribo un blog porque quiero ser artista.
Escribo un blog porque nadie me va a censurar.
Escribo un blog porque será sólo mío mío mío.
Escribo un blog porque es la nueva ventana.
Escribo un blog porque me gustan los blog de mis amigos.
Escribo un blog porque puede ser un diario.
Escribo un blog.


Pero no tengo cámara
ni una cama para mí sólo
ni jardín.

Comentarios

Entradas populares

facebook

INSTAGRAM