Cuando se desvistió, tuve una revelación. Vi la belleza encarnada, encarnada en cuerpo de mujer y bikini rojo, su culo grande y jugoso, como un melocotón maduro.


El mar azul me adormecía, y no supe qué decir. Hablé del futuro cuando en realidad me interesaba su pasado.

Comentarios

  1. Anónimo25/6/06 0:24

    nose si queriendo o sin querer, pero estas logrando ser constante....esa es buena señal no?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

facebook

INSTAGRAM