Canto 5







Virgen de los 6 senos,
tu boca es el vaso milagroso
que va goteando vino y nunca se seca.


De cada seno bebe un niño
y el tuyo, y sólo el tuyo, bebe de tu boca.


Ellos son los 7 adanes
y tú
la única Eva.


Mujer de la corona de oro,
una noche me pariste
y a mi padre y a mi madre,
una noche salió mi linaje entero de entre tus piernas
y poblamos el mundo como una inundación y en cada rincón
te adoramos.


Madre de la corona de oro
e incrustaciones de piedras rojas,
danos hoy el pan y el vino para saciarnos.


En el momento de la digestión,
como bestias salvajes dormiremos
en el campo, pensando estar en tu regazo.
No nos despiertes, madre,
con tus abrazos.




 En Pliego Suelto n° 11

Comentarios

Entradas populares

facebook

INSTAGRAM