Herman Melville, «Bartleby, el escribiente»

Quien narra la historia de este corto libro es el dueño de un despacho de copistas y escribientes, quien contrata, pese a sus primeras dudas y sospechas, a Barteby.

Baterbly, un empleado cualquiera, algo raro pero nada peligroso, desempeña su trabajo normalmente hasta que un día decide negarse a realizar una de sus funciones con una simple frase: "preferiría no hacerlo". Lo que en un principio parecía una extravagancia suya que es aceptada, pasa a convertirse en un verdadero problema para su jefe y sus compañeros cuando, con la misma impresionante tranquilidad, poco a poco, va negándose a efectuar ningún trabajo.

El dueño comienza una serie de reflexiones por la serie de sentimientos que Bartleby le despierta, entre el rechazo, el desprecio, la lástima, la culpa parternalista, etc., que le impiden tomar una decisión definitiva con respecto a su empleado. Es, en esta situación, que lo acompaña, y con él vamos nosotros, hasta el desenlace del libro.


Comentarios

Entradas populares

facebook

INSTAGRAM