Una otra ooopinión...



Lamento la muerte de esas 12 personas (que además eran periodistas, dibujantes, trabajadores, policías). Me horroriza la masacre y LA CONDENO DE TODO CORAZÒN. Pero yo no soy Charlie. Nunca me gustó cómo insultaban al islam, y a toda religión, con sus dibujos en pos de un laicismo integrista. Me parecía de un populismo racista, fácil y agresivo, lleno de estereotipos que insistían en la bestialidad del otro. Un humor grotesco y esperpéntico que me hacía pensar en los cómicos callejeros peruanos que no dicen 2 palabras sin que una sea caca, poto, pinga o conchetumare. No. Tampoco me siento afín un cómico ambulante peruano.

Yo me considero laico, pero no por eso superior a nadie, ni a creyente ni a político ni a animal. Pensar que el laicismo nos da la autoridad para atropellar, insultar, ofender a cualquier creyente es caer en la misma intolerancia radical que se denuncia de los integrismos religiosos. Y que no es otra cosa que no respetar la diferencia: algo tan básico y ligado a la libertad, palabra que a partir de la masacre, la he escuchado muchas veces en boca de políticos sin que me haga pensar en nada.

Tal vez haya gente que puede fácilmente identificarse, declararse y reconocerse otro. Yo no. Yo necesito creer en lo que ese otro cree, sentir lo que ese otro siente, estar dispuesto a hablar por ese otro, tomar su palabra. Hoy salí a correr por La Défense. Todo parecía normal. Un ajetreado día. Los oficinistas de un lado para el otro. Los turistas posaban y tomaban fotos a las mismas cosas. Pero había algo diferente. Los paneles publicitarios luminosos, intercalaban a sus anuncios de las rebajas el mensaje que desde ayer está en todos lados: Je suis Charlie. Yo no podía, por más que lo intentaba no lograba hacer mía esa frase. Yo soy Luis o Miguel (depende del país). No soy Charlie.

Y es verdad. Nunca me consideré cercano a su postura radical, ni a su espíritu, ni a lo que deseaban comunicar. Y aunque tampoco les di mucha importancia, sus dibujos me causaban dolor ajeno. El de aquellas personas que, intuía, podían sentirse agredidas y ofendidas.

Si se trata de condenar la matanza, la condeno. Si se trata de confesar el horror y la conmoción que me produce, los confieso. Si se trata de desear que nada similar pase en Francia ni en ningún otro país del mundo, lo deseo. Y todo esto son obviedades. Pero no me pidan ser Charlie. Porque ¿Qué significa ser Charlie? Una de las cosas que se me viene a la mente es que significa solidarizarse con las víctimas y dolor de sus familiares. Yo lo hago. A la vez, con la conmoción de una nación, en donde vivo, y que ha sido herida en uno de sus pilares: la libertad (de expresión). Yo me solidarizo con las víctimas, sus familiares y esta nación, pero como Luis Miguel.

Quiero a Perú, quiero a España donde viví 11 años y Francia, después de 5, está entrando en mi corazón. Pero no me pidan decir algo que para mí es darle la razón a un pensamiento (el de la revista) que no comparto. Porque Charlie es una publicación, por encima de las 12 personas que han muerto. Charlie no ha muerto, han muerto 12 personas. De hecho, Charlie continuará con mucha más fuerza y protección y tendrá trato de héroe editorial. Acaba de anunciar que saldrá la semana que viene con más de 1000000 de ejemplares, cosa esperable y aplaudible. El problema estará en que si con toda esa flamante y reforzada armadura, continúa a atacar con más amargura el islam, fomentando aún así radicalismos, odios, violencia.

Por eso me alegra ver la inteligencia y tacto que están teniendo la mayoría de periodistas y comentaristas televisivos (al menos todos los que he visto), llamando ante todo a la cordura y sensatez, a no sacar conclusiones anticipadas ni mucho menos incitar acciones aisladas. Pese a todo no se ha podido evitar ataques a lugares de culto musulmán, ni otro ataque contra la policía francesa con el saldo de una víctima, una joven practicante.

Es muy fácil caer en radicalismos y repetir frases y discursos que de boca en boca, cada vez que se pronuncian, pierden un poco de sentido.

Lo que esta masacre al final tiene que llevar es a un debate claro y profundo sobre las causas que desencadenaron esta horrible tragedia para, de alguna manera, evitar otras en el futuro. De este modo, el sacrificio de esas personas no habrá sido en vano.

[A propósito de esto, no quería dejar de hacer mención de que en mi país de origen, Perú, hay varios casos de muertes y agresiones a periodistas que investigaban casos de corrupción. Por si a alguien le interesa.]





Comentarios

Etiquetas

cita LP Luis M. Hermoza Tres formas de perder la cordura España París cornelismo cumbia peruana música tropical reseña O-O poemas 2010 60's franceses La Siega Nos Es Nada ed. cumbia 60's latinoamericanos 70's EP Francofonía Pop Numanismo Pueblo Joven II U.S.A. synthpop ye-ye 60's peruanos Barcelona Jonca México [Reseña] lectura pop francés psicodelia tropical 1963 70's peruanos AMIGOS Cumbia amazónica Evelyn Waugh Fontana Gran Bretaña Hungría Imre Kertész Los Mirlos Miguel Uza Retorno a Brideshead Serge Gainsbourg USA [Cumbia peruana] cyborg-poeta entrevista juaneco y su combo literatura lolita post-poeta recital sg. xxi 10 singles de los 80's 1962 1964 1969 1970 1977 5 singles y sus lados B 70's españoles Argentina Austria C0RN3L10SS Campaña Catalunya Chile Christian Nuñez Tello Cien Fuegos Colombia Columbia Desireless El juicio de las ratas Ellas Fernando Vallejo Iempsa Infopesa Japón Jeanne Mas José Valentino La virgen de los sicarios Laurent Bouisset Leonor Silvestri Lio Liquidación. Londres Los Destellos Los Shapis Los Silver Twisters Los Spectros Los York's Numante Pablo Luna Reinhard Huamán Mori SP Trafalgar Square U.K. Vanessa Paradis Venezuela Walter Paz chicha comprar vinilos conciertos cornelio cybog-poema flyer grunge literatura austriaca narrativa pop pop en inglés post-humanismo rechazo revista rock peruano singles tarapoto 1960 1965 1967 1968 2001 2007 60's españoles 70's catalanes 80's franceses 80's peruanos Aeropuerto Charles de Gaulle Aeropuerto de Orly Alejandro Peralta Alemania Alenar Amanda Portales Amazonía peruana Amiens Amélie Nothomb Ana Valera Andrea Cabel Andrés Fisher Animal de Invierno; entrevista Antonio Cisneros Arco Iris Ariola Asia Asociación Ilícita Atlántico Attentat Baise-Moi Barbès Records Barclay Bartleby Berlin Beto Ortiz Bicente Chile Billy Bridge Blood Beach Bonjour les amis Bronsky Beat Bruno Polack Buzy CBS CECUPE Caetano Veloso Caretas Carlos Reyez Ramírez Casa de América Casa de Gainsbourg Catherine Heymann Cayo Vásquez Chapulín el Dulce Charlie Hebdo Chico Sonido Chris Kersen Christian Godin Clarisa ya tiene un muerto Consulta Previa Cuba Cyndi Lauper César Calvo César Vallejo Cómo hacer un fanzine Daniel Chirom Daniel F. David Bowie Dead or Alive Depeche Mode Dolores Delirio Drucretet Thomson EDIGSA Edifor Galerie Edith Delgado El Jabalí El Naufraguito El árbol Electro Z Elli Medeiros Elqui Burgos Els Setze Jutges Embassy En el Mundo de los Pobres Enrique Delgado Enrique Guzmán Fernán Alayza Fin de la humanidad Forrest Gander Françoise Hardy Galería Edifor Galo Ghigliotto Germán Lequerica Gilberto Gil Gilberto Reátegui Gilda Zamora Escalante Ginebra Magnolia Guajira Guantanamera Guatemala Guesch Pati Guillermo Fadanelli Haruki Murakami Hector Herman Melville Iquitos Isabelle Adjani Italo-disco Jacques Dutronc Jaime Moreira Jane Birkin Jimi Hendrix Joan Manuel Serrat Johnny Hallyday Jorge Luis Borges Jorge Nájar Jorge Rodríguez Joseíto Fernández Josué José Rodríguez Nájar José Rosas Ribeyro Juan Carlos Méndez Juan Soros Julio Simeón Kap Bambino Kim Wilde La Biblia La Estafeta del Viento La Habana La Vache Bleue La guerra del fin del mundo La guerra fría Las Vacas de Wisconsin Las musas se han ido de copas Latinoamérica Leonardo Aguirre Les Gam's Les Missiles Li Po Lima Lluís Llac Loreto Los Dolton's Los Quantos Los Saicos Los Silvertons Los Teen Tops Los Wembler's Los Zanys Luis Dapelo Luis Pinto MAG MGMT Madrid Magazine 60 Marco Merry y sus Golfos Marco Solares Marcos Canteli Marino Valencia y sus Diablos Rojos Mario Vargas Llosa Martín Ruiz Roldán María del Mar Bonet Mercury Records Mia Couto Miguel Angel Petreca Miguel Lerzindi Miuler Vásquez González Monosúper Moustique Moya y su combo Moyobamba Mozambique Munster Records Mute Mylène Farmer Natalie Sève New Wave Nilton Santiago Noche de poetas Novela Nueva ola Odeo Onda Cornelismo Origama Paco Bendezú Paja Panorama Paralelo Sur Pasteles Verdes Pathé Marconi Paul Divjak Phat Phillips Piotr Bednarski Polonia Portland Pueblo Joven (trilogía) Putin Qualsevol nit pot sortir el sol Rayobac Revista Buriñón Revista Replicante Ricardo Canaán Ricardo Silva-Santiesteban Rigoberto Moya Robert Palmer Roger Santiváñez Rusia Róger Rumrrill Salut les copains Sandra Sara Montiel Shelly y Nueva Generación Simiostein Sire Records Sisa Soda Stereo Soft Cell Stéphanie Stéphanie de Monaco Stéphanie de Mónaco Sylvie Vartan Tan igual pero distinto Tarragona The Youth Tierce-Panorama Trafalguar Square Trakl Tropicalia Tropicalismo Valdai Discussion Club 2014 Valeria Meiller Vassilis Alexakis Vinte e Zinco Virgine Despentes Yazoo Yoko Ogawa Yola Polastry Zeleste andrógino apocalipsis arte balada blogs bolero capitalismo chanson consumo discurso completo edición electropunk esperanza cornelista explosión demográfica extinción de la especie humana extinción del hombre fanzines femmes feria de libro film fin del hombre final de la humanidad final del hombre fuzz galáctica garage guajira guaracha huayno juguete leetchi lolitas japonesas madison montuno muerte muliza musica música andina música catalana noise opinión pintura podcast poesía hipster pop en catalán pop en español pos-porno post-editor poética publicación pucallpa punk setlist sierra peruana singles franceses y sus lados B son stickam sumas tarot tropi-set vinilos ¿Dónde comprar vinilos?
Mostrar más