[Reseña] Virginie Despentes, "Baise-moi" [trad.: Fóllame] (y su banda sonora)




Es usual escuchar actualmente que Francia se está yendo a la mierda. Otros dicen que con ella también la civilización occidental entera. Los primeros que lo afirman son los franceses; pues ciertamente al resto de occidente aún le cuesta pensar o imaginar el corazón de su civilización herido de muerte. Conocemos a Michel Houellebecq, el polémico escritor francés que va por el mundo sin dientes y con pinta de clochard, anunciando el apocalipsis de una Francia sumida en el racismo, el populismo y la identidad perdida. La voz femenina más sobresaliente del destino trágico de Francia es Virginie Despentes.



Baise-Moi (1993) es la primera novela publicada por esta autora originaria de Nancy, quien antes de vender cientos de miles de ejemplares, tuvo abundantes petits boulots, entre los que se cuentan el de ejercer como limpiadora hasta el de prostituta, pasando por crítica de pelis porno. Todo esto para pagarse los estudios de cine y, desde luego, subsistir en los diferentes lugares donde vivió en Francia, entre estos: Les Pentes, el barrio de las afueras de Lyon donde residía antes de mudarse a París y de donde sacó la idea para esconder su apellido verdadero bajo el pseudónimo de Despentes.

Cuando le llegó la noticia de que su manuscrito rechazado por 9 editoriales había sido por fin aceptado en una, ella ejercía de vendedora de discos en la desaparecida Virgin Megastore de Champs-Élysées, también de escritora ocasional de críticas de discos para revistas, y había perdido toda ilusión en hacer una carrera literaria. Por entonces, su novela auto-publicada sólo circulaba de manera underground por círculos alternativos, squats y tiendas fanzineras de aliento punk.

Con la ayuda de una emisión de rock en la radio, pasó de una primera edición de mil ejemplares a vender cuarenta mil en unas semanas. Luego una aparición en Canal+, los cientos de miles ejemplares impresos, las traducciones en decenas de lenguas. A mediados de los 90, en una Francia con hambre de trash y grunge, Virgine Despentes aparece para saciar los estómagos de la generación X que adoraba a Kurt Cobain quien se hizo volar la cabeza de un escopetazo; pero también los estómagos interesados en el morbo de su pasado y los de quienes veían en su éxito literario una redención que la salvaría de las drogas y la prostitución.



En Baise-Moi los destino de Manu, prostituta y alcohólica, y Nadine, adicta a la pornografía, se unen por la desgracia, la violencia y la desventura. Las dos son chicas de barrios desfavorecidos de las afueras de París, barrios donde la misoginia, el alcoholismo y las drogas son elementos que componen la escenografía de la primera parte de la novela. El crimen las une: la primera asesina a un delincuente en venganza por el ataque a su amigo, y la segunda estrangula a su compañera de piso tras una discusión. En su huida, se encuentran y empiezan un viaje juntas por las carreteras francesas, por donde van sembrando muerte en respuesta a una tan inesperada como natural toma de consciencia de la violencia y represión que padecieron toda la vida por ser mujeres. En este rendimiento de cuentas no se salvan ni madres, ni niños, ni vendedores de armas, ni policías. En esta road-movie es la que se desarrolla en la segunda parte del libro. El destino de las serial-killers se acelera cuando se sienten atraídas por la personalidad y magnetismo de una de sus últimas víctimas, quien deja de ser un desconocido, un simple símbolo de la sociedad que atacan, y pasa a tener un nombre y a ser identificado como un ser humano.

Virgine Despentes adorna su narración con el carácter melómano de Manu, quien se pasa todo el libro escuchando, avanzando o retrocediendo, volteando cassettes en su walkman o en las cassetteras de los autos que roban. El punk, el grunge, hardcore, el rock alternativo en inglés y en francés acompañan, pues, las aventuras de estas dos anti-heroínas vengadoras francesas de mediados de los noventa.

He aquí algunos de estos temas:

De Suicidal Tendencies: "Get Whacked", "Emotion No. 13", "You can't bring me down" del album: Lights... Camera... Revolution (1990); "It's Going Down" del album The Art Of Rebellion (1992).

 

De Mudhoney: el lado A y B del single "Touch Me I'm Sick" y "Sweet Young Thing Ain't Sweet No More" incluido en Superfuzz Bigmuff Plus Early Singles (1988).


De Sale Défaite: El EP "L'essence même du mal" (1992).



De Rollins Band: "Obscene" de The Ende Of Silence (1992).


De Ned's Atomic Dustbin: "Throwing Things" incluido en God Fodder (1991).


De L7: "Pretend We're Dead" incluido en Bricks Are Heavy (1992)



De Hole: "Burn Black" en el album Teenage Whore (1991).


Para finalizar: hay una peli que la propia autora dirigió. Se dice que se censuró en Francia. Me pregunto ¿cómo es posible eso? En la Francia que no censura nada. Tal vez sólo se negaron a pasarla, sin que llegase a hacerse de eso un censura pública... Habrá que verla y confirmar esto. Cualquier info, comenten.


Mira y escucha la video-reseña sobre este libro en mi canal C0RN3L10:


Suscríbete a mi canal!!!

Comentarios

Entradas populares

facebook

INSTAGRAM